Llega Diciembre y muchas personas piensan que es momento de hacer balance de lo ya acontecido o programar buenos propósitos. Yo también me he puesto un poco con ello, parece que es lo que toca…

Es cierto que de Enero e un año a Enero del siguiente  transcurre un año cronológico, pero también de Abril a Abril y de Junio a Junio. Por tanto ¿ por qué elegir el momento en que sustituimos un  calendario por otro para evaluar o para hacer planes? Y por qué nos fijamos períodos de un año y no de dos años o de seis meses?La vida de cada persona, su universo , tiene un ritmo diferente, que también puede variar a lo largo del tiempo.

De hecho para algunas personas éste puede no ser un buen momento  , porque para ellas es la Navidad es generalemente una época de mucho trabajo ( pensemos en personas que se dedican a la hostelería o al comercio) y/o porque están en otros frentes simultáneamente: afrontar una situación de duelo o pérdida enfrentándose a lo que llaman una “silla vacía”, gestionar como pueden o saben conflictos familiares o de pareja,etc.champagne-1101944-m

Vivimos en un mundo de convenciones sociales . Las separaciones cronológicas y temporales , como otras referencias, son un puro acuerdo. Creo que podemos tomar como referencia nuestro “año mental o personal ” para mirar hacia adelante y hacia atrás .  Lo bueno es que podemos fijarnos en las referencias habituales  pero con cierta flexibilidad, siendo  nosotros los que les damos  sentido : nosotros sabemos para qué hacemos  lo que hacemos y por qué en este momento y no en otro.

 

Con esta breve reflexión , la última de este año,  queremos  agradecerles los minutos dedicados a leer y comentar este humilde blog y brindo por que sigan con nosotros durante el año que viene. ¡Feliz Navidad!

Por mucho que nos empeñemos en creerlo,en intentarlo, la realidad es ésta: no podemos controlarlo todo, la incertidumbre vive con nosotros/as.

El tiempo está medido, parece imposible que lleguemos tarde: y entonces nos encontramos dentro de un atasco. O no arranca el coche. O no podemos salir de casa porque hay goteras o se ha roto el termo. Y todos los planes se vienen abajo. Momentos en los que parece que todo lo que hemos preparado el día anterior no servirá de nada y la sombra del estrés sobrevuela sobre nosotros/as.

No podemos saber con ninguna certeza qué va a pasar, ni cuándo  ni de qué forma. Y mucho menos por qué, si es que puede averiguarse en algún momento.

Al igual que no podemos evitar que llueva, ni podemos saber cuándo , podemos llevar con nosotros ( sobre todo si ya vemos que se acercan nubarrones) unos buenos paraguas para empaparnos lo menos posible .

Mis “paraguas” 800px-Paraguas_Vila_Nova_de_Cerveira preferidos son los siguientes  :

  • – Contar cada día en  nuestra planificación habitual con un espacio de tiempo que funcione como  margen, de manera que si surge un imprevisto que ocupa tiempo, no acabemos más tarde de lo que esperábamos. Si no  surgen imprevistos, utilizaremos ese espacio para tareas que habitualmente retrasamos ( actualizar las copias de seguridad del ordenador, limpiar, estudiar ,  hacer alguna llamada,…)
  • . Estar preparados para ser flexibles: si hoy no puedo salir a la calle, avanzaré una tarea que tenía programada para otro día que pueda hacer desde casa  y ese día haré los recados que hoy el imprevisto me impide cumplir.
  • – Permitirnos delegar en otras personas: no pasa nada por pedir un favor o retrasar una cita. Los demás siempre tienen la posibilidad de decir que no.  Eso sí, intentaremos ser muy selectivos con esta opción para evitar que se repita de forma muy continua. También es importante estar dispuestos a corresponder con las personas que nos ayudan .
  • -Comenzar con bastante antelación las tareas con las que sabemos que tendremos que cumplir en un momento determinado. Por ejemplo, los regalos de navidad se pueden ir empezando a comprar y preparar desde mucho antes porque conocemos las fechas … de esta manera sabemos  que si tardamos más de lo que esperábamos en encontrar un regalo o tardamos en recibirlo  por correo, tenemos un margen suficiente para llegar a tiempo.
  • – Finalmente, mantener la calma: en el momento en que se presenta el imprevisto, por complejo que resulte en ese momento, recordar otras situaciones imprevistas que se han presentado y que finalmente se han resuelto con relativa sencillez y que a día de hoy no han tenido un impacto importante en nuestras vidas.

 

Si es que lo inesperado también su punto , no han pensado lo aburrido que sería todo si ya lo conociéramos de antemano? ¿ Y en los desayunos, cafés y meriendas: qué nos tendríamos que contar?

Las Navidades son una oportunidad para descansar y para compartir tiempo con la familia y las personas que  apreciamos pero también pueden ser un riesgo para la salud mental.

Vamos a ofrecer algunas ideas para disfrutar de forma sana estas fechas:

ESPACIO ABIERTO 12-12-2013-

 

Les deseamos una feliz Navidad a todos/as 🙂

Llega diciembre, con él las Navidades, las encuentros con los amigos y la familia, los regalos y cómo no, época de hacer balance y de los buenos propósitos para el próximo año. Hacer evaluación y proponernos nuevos objetivos es muy enriquecedor, pues nos ayuda a crecer en todos los ámbitos. Es por ello que queremos proponer una serie de ideas para sacar el máximo provecho de este análisis:

  1. A la hora de hacer balance del año, nos encontraremos cosas con las que nos sentiremos muy orgullosos, bien sea por que nos ha costado conseguir, por ser un objetivo muy deseado, en fin, por numerosas razones, felicitaros por esos logros. Pero también podemos encontrarnos con aquello que se nos ha atascado, en este caso, lo ideal es aprender de la situación para sacar su máximo provecho. Recuerda: disfruta de lo bueno y aprende de todo lo demás.
  2. Cuando nos planteamos los buenos propósitos para el próximo año, muchas veces mantenemos viejos deseos que están siempre en nuestra lista el 1 de enero. En este caso, sería interesante preguntarnos ¿realmente queremos eso que tenemos en nuestra lista?. Si la respuesta es NO, mejor será eliminarlo de lista, pues no hay nada más desgastador que tener un mismo objetivo año tras año.
  3. Siguiendo con el punto anterior, si la respuesta es SI, pero sigues sin dar el paso, o te cuesta, cambia el chip. Te propongo que le des un giro y lo asocies a algo que te agrade, que te genere energía, no que te la quite y yo añadiría a algo que fuera divertido para tí. Por ejemplo, si quieresio  cambiar de trabajo pero te asusta, asocia la búsqueda del nuevo empleo a algo que para tí sea divertido, como conocer a nuevas personas, etc.
  4. A la hora de establecernos nuevos retos, lo normal es que los veamos grandes, inalcanzables. Segméntalo, conviertelo en objetivos pequeños y celebra cada uno de esos pasos que has logrado, verás que al final lo habrás logrado y ni habrás dado cuenta.
  5. Importante poner fecha para empezar, pues en caso contrario, siempre diremos mañana será otro día y así sucesivamente y cuando nos damos cuenta, se nos ha acabado el tiempo.
  6. Otra de las cosas que nos puede suceder es que a pesar de estar estar seguros de lo que queremos, no demos ese primer paso. Esto, que nos pasa a casi todo hijo de vecino, es porque nuestros autosaboteadores personales, sí ese Pepito Grillo que siempre sale a relucir y que nos hace tirar la toalla; Pepito Grillo se disfraza de escusas como: ¿y para qué?, bueno ahora no es el momento, no tengo dinero, si es que no tengo tiempo,….., son simplemente miedos: miedo al éxito, miedo al fracaso, miedo al qué dirán, miedo a que me rechacen si hago esto,………… Ante esto, normalmente nos solemos enfadar, gastando energía discutiendo con Pepito, yo os propongo que simplemente le deis le dejeis entrar, dadle la bienvenida y preguntarle qué quiere?, ¿qué bueno para tí te tiene que decir?. Esto hará que Pepito Grillo trabaje a nuestro favor, no en contra.

Seguramente se me quedan muchos más consejos en el tintero, seguramente cada persona tendrá el suyo (que invito a compartir), solo espero haberos servido de utilidad en esa difícil tarea que es la de hacer revisión y la de proponernos objetivos.

A veces el embarazo dista mucho de ser un estado de buena esperanza, con este audio descubriremos el por qué y claves para amortiguar esos efectos negativos.

Espacio Abierto – 05-12-2013

Hace poco hablaba por teléfono por la calle y necesitaba desesperadamente apuntar algo pero no encontraba un bolígrafo . Alguien que había a mi lado se dio cuenta y me lo ofreció. Sentí en ese momento tal gratitud que le hubiese dado lo que me hubiese pedido a esa persona…

El bolígrafo ( que escriba ) en la mesa , los pañuelos en el coche, los chicles en el bolso,… son cosas que en sí mismas tienen relativamente poco valor, pero éste puede aumentar enormemente en el contexto apropiado.aguafria

En el lugar y en el momento apropiado, podemos sentir que cualquier cosa puede ser necesitada vitalmente para salir adelante, en la medida en que satisface una necesidad o resuelve un problema . Es la situación en la que , en mitad de una playa abarrotada de gente, muy lejos de la zona de las tiendas y con un calor que hace sudar hasta  a tus pensamientos , matarías por una botella de agua fría. Cuando en general este objeto pasa desapercibido para nosotros.

Las personas con vista comercial saben esto, por eso nos encontramos con chavales que venden esas botellas de agua, refrescos y polos a precios poco habituales. Y la gente los compra.

En el plano emocional, no recibimos igual un “gracias ” o un achuchón en un estado normal que en un momento de sequía afectiva. Los gestos, las palabras, las acciones tienen el valor con el que son recibidos. A veces la empatía consiste en conocer cómo nos ven los demás en función de lo que necesitan o están predispuestos a ver.

Al final, el valor de las cosas lo  ponemos nosotros, y nosotros dependemos de nuestras circunstancias, así que según este silogismo , el valor de todo termina de marcarlo  la realidad que lo rodea.