Espero haberles tranquilizado con la vuelta del blog, durante algunos días hemos necesitado hacer un paréntesis para ocuparnos de varias cosas y resulta que el tiempo es limitado…

Ya estamos en los días Santos.

Ahora tenemos una breve tregua del ritmillo habitual bien para retomar el contacto con el Sol en varias partes del país o para participar en los actos propios de las fechas.

Yo tuve la oportunidad de presenciar una procesión durante mi estancia en Andalucía. Me agobié mucho con la calle tan llena de gente durante kilómetros , no me gustó el olor  a incienso y tenías que avanzar en un vaivén mareante.

Me prometí que no iría a más procesiones.

Con el paso del tiempo recuerdo también el silencio tan profundo de la gente. Es muy difícil que en circunstancias normales una multitud con gente de todas las edades, incluyendo niños, se mantenga tanto tiempo seguido callada. Hace falta una motivación o un clima muy especial para eso.

Sigo sin identificarme con el ensalzamiento del sufrimiento y y el sacrificio , pero reconozco que pocas manifestaciones de creencias pueden transmitir tanta y tan absoluta solemnidad y recogimiento en un espacio que generalmente es todo lo contrario.

No sé qué se le pasa a las personas por la cabeza cuando  observan una procesión, con la cabeza casi baja, el semblante quieto y las manos unidas. Quizá no todos están rezando para pedir cosas o pedir perdón hacia un ser superior . Quizá sea el momento que eligen o que se permiten para estar consigo mismos escuchando su propio silencio , para recordar y consolar su propio sufrimiento o para avanzar despacio con la paz y la seguridad que transmite saber que el camino ya está marcado.

 

Disfruten de esta Semana Santa de la manera que más les apetezca, en silencio o no.

En la anterior entrada ( para quien la recuerde) hablamos del valor de la escritura manual.

Para cambiar un poco aquí tienen la nueva entrada escrita a mano .

Como entiendo que mi letra puede resultar no tan legible como me gustaría, la acompaño con la transcripción a máquina.

Vas caminando por la calle y por causa de unas obras en una fachada hay una escalera apoyada al borde de la acerca. Con lo que o pasas por debajo o tienes que caminar por la propia carretera. Observé que la gente que llegaba a la escalera: dudaba.

¡Por qué?¿Qué puede imponer una escalera abierta?No se les iba a caer nada encima… Realmente por mucho que las sociedades evolucionen y se modernicen , seguimos siendo supersticiosos.

El número 13, pasar por debajo de las escaleras, pasar la sal en la mano, lo de los gatos negros,… Todo es huir de la mala suerte y atraer la buena hacia nosotros/as.

Generalmente, como la buena y la mala suerte no sabemos realmente dónde están o dónde se esconden , las supersticiones nos ayudan  a pensar que tenemos algún tipo de control sobre ellas, que haciendo o dejando de hacer determinadas cosas la atraemos o repelemos. La incertidumbre es algo que nunca le ha gustado al ser humano, por eso nos empeñamos en buscar comportamientos , pensamientos o rituales por absurdos que parezcan para convencernos  de que no estamos  sometido a los caprichos del azar.

A veces no hace falta recurrir a supersticiones comúnmente compartidas, cada persona puede tener su propio repertorio, fruto un poco también de la experiencia: recuerdo uno de los exámenes que suspendí en la carrera. Esa día estrenaba una camiseta. Desde entonces estuve un  tiempo intentando evitar la ropa nueva los días de exámenes ( ¿!).
¿Puede existir alguna relación real entre estrenar ropa y suspender un examen? Lo más racional es responder que no, pero mi impulso fue ése. Y esto se llama “correlación ilusoria “. Reconocemos que hay cosas que se nos escapan a nuestro control ( la dificultad de las preguntas, los temas que caen…) y nos inventamos formas de controlarlas.O de intentarlo.

En fin, que no somos tan racionales como creemos. Al final somos animalitos a los que les gusta verse como racionales. Buenos días y buena suerte!

 

Tenemos organizado para el sábado 16 de Marzo en Espacio Abierto un taller de Mindfulness al aire libre.

Héctor Montesdeoca, psicólogo clínico y experto en Mindfulness

¿De qué va esto del Mindfulness? Pues nos lo va a explicar Héctor Montesdeoca, quien va a dirigir este taller. Héctor es psicólogo clínico y experto en este tipo de terapia psicológica . Lleva varios años aplicando en Salud Mental y muchas personas han incorporado en su vida sus beneficios con la ayuda de Héctor.

Espacio Abierto: Buenos días Héctor, gracias por participar en Hablando D-Espacio. ¿Nos puedes explicar qué significa “Mindfulness ” y en qué consiste?

Héctor Montesdeoca: “Mindfulness” se traduce en Español como ATENCION PLENA. Es una práctica originaria del Budismo de 2500 años de antigüedad. La atención plena o atención consciente consiste en estar atento al momento presente de instante en instante sin juzgar. Es importante estar en la vida sin filtrar el molde conceptual de la mente de forma automatica o inconsciente. El Mindfulness surge de la mano de JON KABATT-ZINN en ESTADOS UNIDOS 1979 para facilitar la recuperación de pacientes crónicos con dificultades de recuperación. Se Crea el ya famoso Programa de la Clinica de Reducción del Estrés del Centro Medico de la Universidad de Massachusetts.MBRS.

EA: ¿Cómo puede ayudar el Mindfulness a nuestra salud?

HM: El Mindfulness puede ayudarnos porque estabiliza a través de la atención a la mente que se desregula frecuentemente. Se sabe ya por las Neurociencias que el MFN logramos un manejo de AUTOCONTROL Y REGULACION DE LAS EMOCIONES NEGATIVAS. Esto beneficia enormemente el equilibrio en la vida de la persona.También hay otras posibilidades que se están aplicando en diversos campos de a salud. Por ejemplo en la depresión también facilita a romper el mecanismo de la RUMIACION MENTAL , logrando una estabilidad en los pensamientos en vez de una reacción de desanimo típica en los depresivos.
Por otro lado se esta aplicando en los trastornos alimenticios tales como ANOREXIA y BULIMIA porque facilita también el autocontrol y manejo de la adicción a través de volver a regular los sentidos y tener una ATENCION PLENA en lo que estoy consumiendo. También estamos teniendo éxito en el manejo del dolor basado en Mindfulness (MBPM). Por último nombramos también los avances de la Terapia Cognitiva con base en la persona para la Psicosis.

EA: ¿Cómo conociste el Mindfulness?

HM:En el año 2009 trabajando en la Unidad de Internamiento Breve del Hospital Insular aparecía un curso de Mindfulness impartido por la profesora Maite Miro de la Universidad de La Laguna.Desde Febrero a Octubre tuvimos nuestra introducción practica y teórica un grupo de profesionales de la red de salud mental. Ya conocía el sistema por artículos y libros pero completamos con una experta e investigadora los estudios que se hacían en Canarias y Península especialmente Valencia donde Maite pertenecía a un equipo de trabajo en Mindfulness.
Me recomendaron participar en un retiro de Vipasana como parte complementaria a la formación ya que la esencia budista de Mindfulness la podríamos aprender desde esta experiencia con un intensivo de diez dias con diez horas de meditación diarias.

EA: ¿Es lo mismo la Meditación que el Mindfulness?

HM: El Mindfulnes viene a ser una forma particular de trabajar la meditación consciente y en atención plena partiendo de un sistema especifico del “Satipatthana” o llamado el corazón de la meditación budista la cual es una manera particular de entrar en la investigación de la conciencia meditativa. Pero es cierto que no es la única manera de entrar en el estado de meditación. Existe un sinfín de métodos, escuelas y procedimientos para meditar desde los mantras, visualizaciones, etc.

EA: Actualmente diriges programas de Mindfulness en Salud Mental y en hospitales de Gran Canaria . Háblanos de esta experiencia.

HM: A finales del 2009 con un compañero psicólogo de la Unidad de Salud Mental de Vecindario nos propusimos poner en marcha una investigación del protocolo de las 8 sesiones para reducir el estres y mejorar significativamente la sintomatologia de sus pacientes depresivo y durante dos meses enseñamos la practica y la teoría obteniendo buenos resultados ya que los pacientes utilizaban con frecuencia los recursos aprendidos y observaban algunos resultados prácticos de mejoría.

En Febrero el 2013 iniciamos en el Hospital Juan Carlos I (antiguo Hospital Militar) para los Centros de Dia de Rehabilitación Psicosocial un Programa de Entrenamiento en Manejo de Emociones y Cognición Social donde uno de los cuatro apartados a investigar era como afrontar el estrés la población con trastorno mental grave a través del programa de Mindfulness. Tuvimos buenos resultados de mejorar a través de la respuesta antes y después del tratamiento. Nos falta trabajar en una muestra mayor de pacientes para verificar los resultados a mayor escala. Los pacientes al finalizar el protocolo de investigación nos pidieron continuar con el taller básico de atención plena.
Si después de escuchar a Héctor te han entrado ganas de experimentar el Mindfulness , contacta con nosotros en info@espacioabiertotelde.com o en el 674 847 940 .